El Proyecto

Mobel Ideas es un proyecto que estuvo durante mucho tiempo en el tintero antes de germinar. Siempre había visto en los muebles viejos un gran potencial. Me encanta la idea de aprovechar los recursos disponibles para dar rienda suelta a la creatividad. Y sobre todo, ver las posibilidades que tiene aquello que para los demás no es más que un "trasto".


sábado, 2 de noviembre de 2013

El árbol de la vida

 

Esta mesa vino a parar a mis manos desde un hotel... 
aunque sólo las patas, porque el mármol se había roto tiempo atrás. 
Entonces fue cuando engendró en ella "el Árbol de la Vida". 



Buscando materiales para reciclar, 
apareció este mar azul y esta semilla que germinó desde el fondo, 
y decidió buscar el cielo.
 


¿Hasta dónde llegará?

viernes, 11 de mayo de 2012

Un bonito trabajo de restauración.


Esta mecedora, bisnieta de la que diseñara Michael Thonet en 1860, fue un buen pretexto para buscar una hiedra otoñal que jugara en la sinuosidad de las curvas.
El verde pistacho se introdujo en la madera rescatando sus vetas naturales. Para ello se usó un tinte al agua que penetrara en la madera sin cubrirla.
Los tornillos quedaron dentro de la madera, se taparon con masilla mezclada con el mismo tinte.
Y la hiedra fue estampada con hojas naturales, usando colores otoñales que resaltaran sobre el fondo verde.
Así, todas las estaciones nos mecerán al mismo tiempo.




Puedes ver más detalles de nuestros trabajos en nuestra página web.

jueves, 26 de enero de 2012

Restauración Caballete de Pintor

Este caballete de pintor del siglo XIX llegó a mis manos en un estado terminal. La carcoma había convertido la madera en algo tan liviano como un corcho, casi inmaterial.
Después del tratamiento contra la carcoma, se le inyectó un endurecedor de madera por todos los orificios, para devolver a la madera su consistencia original.
Sólo entonces se pudo empezar con la reconstitución del caballete.

Algunas piezas debieron ser sustituídas por trozos de madera nueva, que luego se tiñó para lograr el tono de la madera antigua.
Al pegar las partes rotas, hubo sectores que debieron ser rellenados con una mezcla de serrín (de la misma madera) y cola. Así se logró la unidad entre lo antiguo y lo restaurado.

Un trabajo largo pero muy gratificante.

viernes, 20 de mayo de 2011